Los deportistas no estarán autorizados a realizar actos de protesta en los podios

 Los deportistas no estarán autorizados a realizar actos de protesta en los podios y los estadios de los Juegos Olímpicos de verano de Tokio, este año en julio y agosto, y de los de invierno de Pekín, en febrero de 2022, anunció el Comité Olímpico Internacional (COI).

Más de dos terceras partes de los tres mil 547 deportistas preguntados al respecto estimaron que "no es apropiado manifestarse o expresar su punto de vista" en el podio, en un terreno de juego o en ceremonias oficiales, declaró el COI.

Esta recomendación, aprobada por la Comisión Ejecutiva del COI, se produce tras los llamamientos a suavizar la regla número 50 de la Carta Olímpica, que prohíbe toda "manifestación o propaganda política, religiosa o racial" en las instalaciones de los Juegos.

Gestos como los de los atletas estadunidenses John Carlos y Tommie Smith, que levantaron el puño en los Juegos de México-1968 en señal de apoyo al movimiento 'Black Power', podrían ser de esta forma sancionados si se reproducen en las citas de Tokio o Pekín, aunque los eventuales castigos quedan por determinar.

"La mayoría de atletas participantes no considera que sea apropiado que los deportistas expresen sus puntos de vista personales durante la ceremonia de apertura, en el podio o un terreno de juego", indicó el COI.

"Las personas preguntadas tienden a pensar que es apropiado que los deportistas se manifiesten o expresen sus opiniones en la prensa, en las conferencias de prensa y en las zonas mixtas", añadió.

Entre las otras recomendaciones aprobadas por la Comisión Ejecutiva, el juramento olímpico será adaptado para prometer la cohesión y la no discriminación.

La decisión de impedir cualquier protesta podría generar controversia, sobre todo después de que en varios deportes se hayan producido gestos importantes en los últimos meses en apoyo al movimiento antirracista 'Black Lives Matter'.

El Comité Olímpico y Paralímpico estadounidense (USOPC) había asegurado a finales de marzo que sus deportistas para los Juegos de Tokio serían libres de levantar el puño o arrodillarse durante el himno nacional, para apoyar los esfuerzos por la justicia racial.

China acogerá en febrero de 2022 los Juegos Olímpicos de invierno en Pekín y desde hace meses se han sucedido distintos llamamientos al boicot y a protestas, principalmente por la represión de los uigures en su provincia e Xinjiang y por la restricción de libertades en Hong Kong.